Ayuda  |  Ingresar  |  Crear Cuenta
...

Entrevistas a poetas: Yaki Setton- Javier Galarza

Nuestra entrevista de todos los viernes a dos poetas.

1- ¿Cómo o cuándo te das cuenta de que algo que escribiste o pensaste es un poema y no otro tipo de texto?

Javier: Cuando lo escrito o pensado va más allá de uno mismo y ocurre algo que produce vértigo, estimula o perturba. Pero sobre todo, trasciende lo personal. Si eso sucede quiero creer que es el lenguaje y no solo el autor “eso” que encuentra una vía.

Yaki: En general lo sé desde el principio pero recién cuando lo reviso para corregir me doy cuenta o, quizás, hasta ese momento no sé si va a ser finalmente un poema.

 

2- ¿Cómo se corrige un poema, cómo corregís vos un poema? 

Javier: Rilke, durante su período de París, perfecciona su oficio como secretario y biógrafo del escultor Rodin. Le pregunta al maestro cómo debe vivir y Rodin le responde: “trabajando, trabajar es vivir sin morir”. Un poema se corrige con criterio de escultor: se pule, se dispone, se abrevia, se extiende, se borra. Se le busca una forma a la piedra o a “la mancha”.

Yaki: Hago una primera escritura del poema y, digamos, lo guardo por unos días. Luego, lo retomo, reviso los cortes de verso, peso las palabras, leo en voz alta. También veo el poema corregido en relación con la serie que estoy escribiendo. Este proceso lleva varias correcciones, ya en el libro las correcciones siguen. No tengo una noción exacta de cuántas veces paso por cada poema pero son muchas.

 

3- ¿Podés encontrar algo puntual que haya modificado tu escritura? (Un autor, una película, un momento de tu vida…)

Javier: Sí, la lectura del libro “El siglo” del filósofo Alain Badiou. Aunque el libro refiere a la escritura de Paul Celan, y a la pregunta “cómo se escribe poesía después de Auschwitz”, algo me ocurrió. Pensé que los poetas debíamos buscar un nuevo lenguaje, luego de los totalitarismos del siglo XX y el Proceso Militar. Mi trabajo está orientado de esa manera, es un emprendimiento condenado al fracaso, claro está. Pero ese “estado de alerta”, que no excluye la contemplación, es lo que me interesa. Un pequeño recinto para lo sagrado en la palabra.

Yaki: La figura de Rimbaud y su incandescente Una temporada en el infierno (la traducción de Raúl Gustavo Aguirre) fueron un quiebre. Luego, Monelle de Marcel Schwob con la traducción de Aldo Pellegrini me hizo descubrir la existencia de la prosa poética. Los dos me hicieron desear, cuando era adolescente, escribir poesía e imaginarme poeta.

 

4- ¿Qué poetas considerás que influyeron en tu escritura?

Javier: Admiro a muchos poetas pero no puedo ver rastros de ellos en mi trabajo, sea esto bueno o malo. Hölderlin, Mandelstam, Vallejo, Bustos y Ezra Pound son cumbres. Pero no creo que sea útil imitarlos. Lo mejor es leer sus obras y ensayos y entender que la misión de un maestro es provocar todo el tiempo. Chuang Tzu y el Tao serían un claro ejemplo de esto.

Yaki: Arnaldo Calveyra, en particular con su libro Maizal del Gregoriano me hizo redescubrir la prosa poética, Diana Bellessi con el El jardín y La edad dorada me enseñó la musicalidad y la pausa y Edmond Jabés con Del desierto al libro y sus libros de poesía en verso me inició en los misterios de la arena y el desierto.

 

5- ¿Qué autor leíste últimamente y recomendarías?

Javier: Recomiendo “La plenitud” de Claudia Masin. La poesía de Silvia Castro, por su criterio artístico de la escritura. A Julia Magistratti, por su precisión lírica y a Susana Villalba, por su experimentación de libro en libro. Recomiendo “Las sanadoras” de Marisa Negri y “Todo ajeno” de Natalia Litvinova. Y a tres poetas muy diferentes entre sí: Leonardo Martinez, a quién aprendí a querer; Jorge Aulicino, a quien entendí a través de nuestras diferencias; y a Hugo Padeletti.

Yaki: Estoy leyendo de Sergio Chejfec Últimas noticias de la escritura que, al igual que su prólogo a la obra reunida de Arturo Carrera, Vigilámbulo, es una aventura del pensamiento y de la morosa/bella escritura. También leí de Leandro Llul, un joven poeta rosarino, su último poemario A los pibes crudos; un áspero y muy buen libro! Me acompaña en mi mochila (y pesa) la Antología poética de Edgar Bayley, preparada por Jorge Aulicino, poeta que por suerte estamos volviendo a leer!

 

Biografías:


Javier Galarza es poeta, nació en 1968 en Buenos Aires. Entre 1997 y 2000 dirigió la revista Vestite y Andate. Publicó los libros Pequeña guía para sobrevivir en las ciudades (2001), El silencio continente (2008), Reversión (2010, Tropofonia, Belo Horizonte), Refracción (añosluz, 2012), Cuerpos textualizados (Letra Viva, 2014, en coautoría con Natalia Litvinova) y Lo atenuado (audisea, 2014). Desde el año 2004 es Profesor Asociado de la Fundación Centro Psicoanalítico Argentino donde dio cursos sobre Hölderlin, Rilke y Paul Celan. Se dedica a la enseñanza y a la investigación literaria. Sitio web: https://sites.google.com/site/inabarcable/

 

Yaki Setton nació en 1961 en la Ciudad de Buenos Aires. Publicó los libros de poesía: Quirurgia ( Paradiso, 2002), Niñas  ( Bajo la luna, 2004), La apariencia de lo espléndido (Bajo la luna, 2006), Nombres propios (Bajo la luna, 2010) y La educación musical  (Bajo la luna, 2013). Ha sido publicado en revistas gráficas y digitales y traducido al francés y al inglés. Tiene otras publicaciones como La revuelta surrealista (Libros del Quirquincho, 1990), la compilación Cartas a sus padres de Franz Kafka (Imago Mundi, 1991), Vidas posibles en colaboración con Maite Alvarado (Eudeba, 2000), selección y prólogo de Escritura e invención en la escuela de Maite Alvarado (Fondo de Cultura Económica, 2013)  y distintos artículos sobre la enseñanza de la literatura, la escritura y la poesía en particular. Ha dirigido varias colecciones de divulgación literaria y de poesía. Es rector del Colegio Paideia, escuela media de la Ciudad de Buenos Aires, docente de la Carrera de Comunicación de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y de la Diplomatura Superior en Ciencias del Lenguaje del ISP Joaquín V. González.

Sitio web: www.yakisetton.com.ar

Podés leer las otras entrevistas acá:

María Teresa Andruetto- Osvaldo Bossi

Laura Wittner- Carlos Aldazábal